Médecine

Paramédical

Autres domaines

Índice EMC Démo Suscribirse

Tumores de los órganos genitales del niño - 20/02/17

[4-090-A-10]  - Doi : 10.1016/S1245-1789(16)81804-1 
C. Faure-Conter a , F. Hameury b
a Institut d'hématologie et d'oncologie pédiatrique (IHOP), 1, place J.-Renaut, 69008 Lyon, France 
b Service de chirurgie pédiatrique, Hôpital Femme-Mère-Enfant, CHU Lyon Est, 32, avenue Doyen-Jean-Lépine, 69500 Bron cedex, France 

Bienvenido a EM-consulte, la referencia de los profesionales de la salud.
El acceso al texto completo de este artículo requiere una suscripción o una compra individual.

páginas 11
Iconografías 6
Vídeos 0
Otros 1

Resumen

En el varón, los tumores de los órganos genitales están representados sobre todo por los tumores testiculares o paratesticulares y los tumores vesicoprostáticos. En la niña, se trata esencialmente de tumores del ovario y más raramente de tumores vaginales o cervicouterinos. Las principales entidades histológicas de los tumores malignos de localización genital en el niño y el adolescente, observados en ambos sexos, son los tumores germinales, los tumores de los cordones sexuales y los rabdomiosarcomas. Los carcinomas son raros en el niño, al contrario que en la población adulta, pero se pueden encontrar carcinomas ováricos en período pospuberal. Los tumores benignos están representados esencialmente por los teratomas maduros, los tumores epiteliales benignos del ovario y algunos tumores benignos paratesticulares. El objetivo de un tratamiento adecuado es anticipar la naturaleza de la lesión antes de la intervención quirúrgica. Los elementos clínicos (cuadro «endocrino» con virilización o seudopubertad precoz), biológicos (elevación de los marcadores tumorales) o radiológicos permiten orientar el tratamiento. Ante la duda, la lesión siempre debe considerarse como maligna hasta que se demuestre lo contrario, y la resección quirúrgica debe obedecer a reglas carcinológicas. Ante un tumor manifiestamente benigno, puede considerarse una tumorectomía. En caso de un tumor maligno, el tratamiento depende de la resecabilidad de la lesión. Sólo debe realizarse una cirugía inicial si es posible la exéresis sin sacrificar otros órganos además de los inicialmente afectados. Por lo tanto, el tratamiento quirúrgico nunca debe comportar cirugía mutilante (castración, histerectomía, etc.) de entrada, porque la mayoría de las histologías malignas son quimiosensibles, lo cual permite realizar secundariamente un acto lo más conservador posible, sobre todo respecto a la fertilidad.

El texto completo de este artículo está disponible en PDF.

Palabras clave : Ovario, Testículo, Quimiosensibilidad, Fertilidad, Órganos genitales del niño


Esquema


© 2016  Elsevier Masson SAS. Reservados todos los derechos.
Añadir a mi biblioteca Eliminar de mi biblioteca Imprimir
Exportación

    Exportación citas

  • Fichero

  • Contenido

Artículo precedente Artículo precedente
  • Tumores del riñón en el niño
  • C. Pasqualini, S. Irtan
| Artículo siguiente Artículo siguiente
  • Ecografía transfontanelar
  • C. Falip, I. Toussaint, M. Lahutte, C. André, C. Adamsbaum

Bienvenido a EM-consulte, la referencia de los profesionales de la salud.
El acceso al texto completo de este artículo requiere una suscripción o una compra individual.

El acceso al texto completo de este artículo requiere una suscripción o una compra individual

¿Ya suscrito a este tratado ?

Mi cuenta


Declaración CNIL

EM-CONSULTE.COM se declara a la CNIL, la declaración N º 1286925.

En virtud de la Ley N º 78-17 del 6 de enero de 1978, relativa a las computadoras, archivos y libertades, usted tiene el derecho de oposición (art.26 de la ley), el acceso (art.34 a 38 Ley), y correcta (artículo 36 de la ley) los datos que le conciernen. Por lo tanto, usted puede pedir que se corrija, complementado, clarificado, actualizado o suprimido información sobre usted que son inexactos, incompletos, engañosos, obsoletos o cuya recogida o de conservación o uso está prohibido.
La información personal sobre los visitantes de nuestro sitio, incluyendo su identidad, son confidenciales.
El jefe del sitio en el honor se compromete a respetar la confidencialidad de los requisitos legales aplicables en Francia y no de revelar dicha información a terceros.